Cuidados especiales de razas grandes y gigantes

Consideraciones para prevenir la presentación de Dilatación- vólvulo gástrico (DVG).

Esta es una patología de presentación aguda y sobreaguda que tiene asociada una alta tasa de mortalidad a pesar de tratamiento, razón por la cual los esfuerzos se basan en realizar una prevención adecuada. Esta patología se presenta en razas grandes y gigantes (y cruzas de ellas), y también en algunas medianas con características físicas predisponentes.

Dentro de las razas en que se presenta con mayor frecuencia se pueden nombrar los San Bernardo, Gran Danés, Mastín, Doberman, Ovejero alemán, Setter irlandés, Golden Retriever, Labrador, etc.

1

Doberman                                  Ovejero Alemán                               Gran Danés

2Setter Irlandés                            San Bernardo                           Golden Retriever

Los perros afectados generalmente son de edades medias  a avanzadas, siendo un promedio frecuente entre los 8 a 10 años de edad. Pero se puede presentar a cualquier edad.

Esta patología se caracteriza por una distensión aguda del estómago, debido a fermentación del contenido gástrico (con producción de gas) dentro del estómago, pasando rápidamente a una dilatación y posteriormente a una torsión.

Asociado  a la dilatación se ve alterada la capacidad ventilatoria del paciente, principalmente debido a la compresión que ejerce el estómago distendido/dilatado sobre el diafragma, impidiendo la adecuada distención de la caja torácica.

También se caracteriza por una alteración marcada del sistema circulatorio, con un mal retorno venoso debido a la dilatación y rotación del estómago junto con su irrigación; así como junto con la irrigación esplénica (del bazo).

Todo lo anterior produce un rápido trastorno circulatorio, donde disminuye la irrigación de órganos, baja la oxigenación sanguínea, se produce un desbalance hidroelectrolítico severo, se producen toxinas bacterianas que pasan a circulación y hay una hipotermia marcada.

Los principales signos clínicos resultantes de este cuadro, que los propietarios de mascotas de las razas ya descritas, deben aprender a reconocer de manera temprana para poder mejorar el tiempo de respuesta desde el inicio del cuadro hasta la atención de urgencia de la mascota; mejorando así la tasa de sobrevida de ellas; son aquellos signos relacionados con:

  • Inicio de dificultad respiratoria

La cual se inicia por un jadeo marcado asociado frecuentemente a salivación, arcadas y aerofagia. Cuando el cuadro ya ha progresado se visualiza que la mascota adopta una posición ortopneica, la cual se caracteriza porque la mascota estira el cuello y mantiene separados los miembros anteriores, con la finalidad de poder captar más aire.

  • Inicio de distención abdominal

Rápidamente luego de iniciada la distención abdominal, se producirá la dilatación y finalmente la torsión. Al dilatarse el estómago comprime las paredes abdominales internas haciendo que se vea fácilmente una distención del abdomen, situación más fácil de reconocer en mascotas cuya condición corporal es buena; en mascotas con distintos grados de obesidad este signo será visualizable de manera más tardía.

  • Baja oxigenación (Hipoxia / cianosis)

Al producirse la dificultad respiratoria debido a la compresión del diafragma, el intercambio gaseoso a nivel de pulmones es deficiente, lo que se traducirá en una disminución de la capacidad de oxigenar la sangre (hipoxia), lo cual se verá reflejado en una coloración de mucosas (principalmente la oral) azuladas, así como también la lengua de la mascota se observará azulada/morada.

  • Mala circulación sanguínea

Al producirse tanto la dilatación como la torsión, los vasos sanguíneos ven su flujo disminuido, produciendo un mal retorno venoso, lo cual se puede apreciar a nivel de mucosas (principalmente la oral), mediante la prueba del tiempo de llenado capilar, la cual se realiza haciendo una presión sobre la mucosa con la yema del dedo índice durante un par de segundos y al liberar la presión de manera abrupta, se evalúa cuánto tarda en volver a llenarse de sangre los capilares sanguíneos que fueron sometido a presión, es decir, a los que se les interrumpió la circulación capilar.

Al existir una mala circulación también la distribución del calor corporal se ve alterada, evidenciándose en la presencia de hipotermia, la cual será percibida por orejas y extremidades frías.

El propietario al ver alguno de estos signos clínicos en cualquiera de sus magnitudes, deberá llevar lo antes posible a su mascota hasta un centro de atención veterinaria para poder iniciar los procedimientos y tratamientos de urgencia. Los cuales se basan en lograr la descompresión y vaciamiento gástrico, instaurar una fluidoterapia agresiva, mejorar la ventilación y oxigenación del paciente y controlar la temperatura. Ecografía / radiografía de urgencia. Para luego de la estabilización de urgencia realizar la cirugía tanto de desrotación gástrica (en caso de presencia de vólvulo), como de gastropexia. (Fijar el estómago). También la cirugía puede requerir de esplenectomía total y de resección de pared gástrica previa a la pexia.

3

Los aspectos preventivos se basan en un adecuado manejo de la alimentación de la mascota.

El principal está dado por entregar una dieta balanceada especialmente formulada para razas grandes o gigantes según sea el caso. Evitar aportar alimentos que puedan fermentar dentro del estómago (principalmente aquellos con alto contenido en azúcares).

Manejo orientado a favorecer el vaciamiento gástrico, hecho  en que bajo condiciones normales de dieta balanceada y cantidad adecuada ocurre de 8 a 10 horas luego de una ingesta.

Evitar alimentar a la mascota 2 horas antes o 2 horas después de realizar actividad física (salir a pasear, jugar con otra mascota, acompañar al propietario a trotar, etc.)

Evitar dar agua fría antes, durante y después de haber realizado actividad física, ya que el agua fría producirá una baja en la actividad de las fibras musculares lisas del estómago, favoreciendo la retención de alimento dentro del estómago, es decir, producirá un estasis gástrico.

Evitar aportar dietas ricas en contenido graso y/o proteico ya que esos alimentos requieren de una mayor tiempo de digestión.

Idealmente se debe aportar el alimento en altura, ya que esto ayuda a evitar la aerofagia durante la ingesta de alimento, la cual produce una mayor distención del estómago.

Procurar atenuar conductas que generen aerofagia, exceso de salivación y ladrido excesivo; ya que todo esto se traduce finalmente condiciones predisponentes para el DVG.

Principalmente mascotas que quedan solos durante periodos prolongados y tienden a sufrir ansiedad por separación y vocalizan en exceso, mascotas que son muy nerviosas o que ladran mucho frente a las rejas o patios de otras casas.